Entrevista a José Gregorio Acosta Cabrera

Entrevista realizada por Oliver Martín a José Gregorio Acosta Cabrera, del Team José Cabrera - Miguel Guerra, y publicada en la revista La Voz de Gran Fondo.

José Gregorio Acosta Cabrera, la Deportividad hecha persona.

 

Esto que escribo y les quiero mostrar, más que una entrevista a un campeón, que lo es, es un homenaje a un amigo que ha trabajado mucho por la colombofilia a su manera, y al que quiero que conozcan y vean la cara más humilde, solidaria y bondadosa de un colombófilo y mejor persona con mayúsculas, ante todo.

       

Nuestro amigo José Gregorio Acosta Cabrera, para lo amigos conocido como “Cabrera”,  ha sido para mí, y sigue siendo, un amigo que me ha enseñado muchas cosas, sobretodo a darse con la gente y dejarse querer por el gran corazón que posee. Responsable de la organización del mayor evento de Colombofilia en La Palma, durante los primeros 20 años de realización, unas veces con la ayuda de unos y otras con la colaboración de otros, pero en los 20 años él siempre ha estado al frente de estos actos con mucho arraigo dentro del mundo colombófilo en La Palma. Gracias a dicho evento es donde comienzo a trabajar “codo con codo” con él y gracias a la colaboración que durante los años que coincidí con él, le presté, pude conocerlo mucho mejor. Muy amigo de los suyos y muy compañero, es capaz, tal y como decimos comúnmente “de quitarse la camisa para dársela al que no tiene”. Podría decir muchas más cosas de su gran personalidad y como colombófilo creo que ha dado un salto de calidad importante, que antes ya la tenía, pero ha buscado el mejorar y creo que lo está consiguiendo muy rápido, siempre ayudado por su amigo y socio en la afición colombófila, Miguel Guerra Martín. Ahora, si me lo permiten, voy a dar paso a la entrevista que le he realizado y después de la cual, ustedes podrán juzgar de qué madera está hecho nuestro querido amigo “Cabrera”.

 

1.- Cabrera, ¿a qué edad empiezas con las palomas mensajeras y cómo comienzas en esto de la colombofilia organizada?

 

Lo cierto es que desde muy pequeño entré en contacto con el mundo de las palomas. En mi casa siempre hubo palomas, mi padre era aficionado al igual que casi todos mis vecinos, recuerdo de niño que en Tazacorte, era rara la casa donde no hubiera un palomar, donde se mezclaban las bastas con las mensajeras; se tenían para matar algún pichón si algún vecino o niño se enfermaba. Nuestras abuelas decían que el caldo de pichón era mano de santo.

 

Con nueve o diez años viajé mi primera paloma, recuerdo que fue con Quico “el de la luz” Q.E.P.D., construí un cajetón de un metro cuadrado y allí crié mi primera pareja de palomas, saqué un pichón y lo llevaba en la mano hasta la casa de Quico para encestarlo, esa noche no dormía; por suerte, lo metí de Tenerife, ese día creo que me dio hasta fiebre. Ya en el año 85 estando yo en Tenerife se federó mi padre en el Club Colombófilo Valle de Aridane, pero no era un competidor, no era colombófilo, disfrutaba más viéndolas en casa que en la cesta.

 

2.- ¿Cómo eran tus instalaciones y cómo son y dónde están actualmente?

 

Las primeras instalaciones se construyeron en casa de mis padres, un palomar para la época, amplio y confortable, allí las tuvimos hasta el año 2003, en que yo decidí viajar por mi cuenta y competir de otra manera y con otras palomas. Construí mis palomares en una finca que tenemos en la costa de Tazacorte y año tras año, he ido mejorando las instalaciones, hasta conseguir unos palomares, no muy amplios pero coquetos y confortables para mis palomas.

 

3.- ¿Qué línea de palomas han pasado por tus manos hasta llegar a las actuales?

 

Te voy a hablar a partir del año 2003, en el que nace como palomar “La Masía”. En un principio como presumo de tener buenos amigos, me recorrí la isla buscando conformar una reproducción decente, por mis manos han pasado palomas de Sres. Morera, Francisco Antequera, Alonso Lugo, Servando González, William Lorenzo, etc., también incorporé tres o cuatro Hermes comprados en subasta y una pareja de D. Rafael Costa Valls (Q.E.P.D.). Hice unas campañas, si no buenas, si me sirvieron para divertirme y algunas hasta decentes en velocidad y medio fondo. A partir del año 2007 me decidí a cambiar de estrategia y después de muchas tertulias con mi socio y amigo Miguel Guerra, decidimos dar un nuevo enfoque a nuestro palomar; ya metíamos alguna palomita de fondo, pero teníamos tantas líneas que no había forma de acertar en los cruces. Hablando con otro gran amigo como es Higinio Gómez, le comenté que había una línea de palomas en Tenerife, que eran unas fuera de serie en los fondos y además poseían una belleza extrema. Así fue como nos pusimos en contacto con el amigo y mejor persona Juan Carlos Herrera, haciéndonos con algunos pichones de su línea Brugemann, que actualmente es la base de nuestro palomar.

 

4.- De aquellas palomas de tus inicios ¿destacarías alguna paloma en concreto o te gustaría tenerla en la actualidad?

 

Sí, tuve sobre todo una, que fue la Scaly de 2004 que ganó cuatro premios en velocidad y cuatro en medio fondo. Era un cruce del bayo Hermes (Van Riel) con la bronceada de Rafael Costa (Larregola). Me acuerdo mucho de ella, y es que me dejó bien claro que era una gran velocista y yo de ignorante me la jugué de un Arrecife. Recuerdo que cuando vino Andre Lietaer a Tazacorte con motivo de las Jornadas Colombófilas, conversando con él, me dijo: “Todas las palomas tienen su distancia, y el deber del buen colombófilo es saber cuál es, si no conoces a tus palomas nunca serás un ganador”. Está claro que yo no lo era, espero llegar a serlo.

 

5.- ¿Qué número de palomas tienes y cuántas sueles viajar cada año?

 

Reproductoras tengo unas quince parejas, y tres o cuatro parejas de amas de cría, pero nuestra idea es reducir al máximo nuestra reproducción, utilizando cinco o seis machos base, cruzándolos con diez o doce hembras. En lo que se refiera a viajeras, todo depende de cómo se haya dado la campaña de pichones, es decir, más pérdidas de pichones, menos adultas. Normalmente solemos viajar unos cincuenta pichones y unas veinte adultas.

 

6.-  ¿Qué  sistema de vuelo utilizas? ¿Has utilizado algún otro sistema en tantos años?

 

Por las condiciones de nuestros palomares, y por el tiempo que tanto yo como Miguel le podemos dedicar, lo más cómodo y práctico para nosotros y efectivo para ellas es viajar a la burra, rozándolas a partir del medio fondo. Considero que hay otras variantes que te pueden dar un plus en los fondos, pero se necesita mucho tiempo y dedicación, y nosotros no lo tenemos.

 

7.- ¿Qué alimentación proporcionas a tus palomas?

 

La alimentación la consideramos esencial (considerando que una paloma sobrealimentada y gorda no nos sirve). Si alguna semana vemos que pueden estar sobrealimentadas le metemos un día de ayuno. Utilizamos mezclas estándar y regulamos con la cebada para subirlas o bajarlas, según sea la suelta, la distancia, el tiempo, etc., etc.

 

8.- ¿Utilizas los llamados complementos alimenticios? ¿Cuáles?

 

Normalmente utilizamos cosas naturales y caseras: el ajo, vinagre de manzana, sal, miel, limón, espinacas…, así como grit, vita y algún quesillo. También utilizamos preventivos, levadura de cerveza y vitaminas.

 

9.- ¿Haces tratamientos preventivos a tus palomas regularmente?

 

Sí, el Club al que pertenezco, Club Colombófilo Ciudad de El Paso, nos ofrece la posibilidad de hacer unas analíticas, antes de la campaña, creo que es fundamental para la salud y el buen rendimiento posterior. Esta es una cuestión que debería ser valorada por otros clubs y si no exigir, si persuadir al socio, de que las analíticas son fundamentales para la salud de tu palomar y el de tus compañeros.

 

10.- ¿Vacunas?, ¿Para o contra qué?

 

Sí, vacuno anualmente contra paramixovirus y viruela.

 

11.- ¿Qué opinión tienes acerca de la consanguinidad? ¿La practicas?

 

La verdad es que no somos muy expertos en este tema, lo considero delicado y complicado, aunque siempre uno hace algún cruce tío-sobrina, abuelo-nieta, medios hermanos, etc., para conservar una línea. Nosotros con nuestras palomas Brugemann lo hemos hecho, esperamos que nos dé resultado.

 

12.- ¿Cómo te consideras a ti mismo? ¿Qué virtudes y que defectos destacarías en tu forma de ser?

 

Esta no me la sé, pregúntame otra. Considero que tengo muchos defectos y algunas virtudes, más que una persona buena me considero una persona justa, para mí es más sencillo encontrar gente buena que gente justa. Una vez leí que el valor real de una persona debería medirse en cuanto a su influencia positiva en los demás… ¡esa es mi lucha!

 

13.- Has estado al frente durante 20 años de la Organización de las Jornadas Colombófilas San Miguel, en Tazacorte, e incluso  fuiste uno de los que hizo posible junto a los hermanos González Hernández y a este que escribe, la creación de la Asociación Grupo de Amigos Colombófilos de Tazacorte, ¿Qué momentos te vienen a la cabeza en tantos años?

 

Creo que sería injusto con las Jornadas y con todos los que las hicieron posible, contestarte en cuatro líneas, me gustaría extenderme, contar, nombrar todo lo que dieron de sí en vivencias, recuerdos y anécdotas, el evento colombófilo más importante que se ha celebrado en La Palma de forma continua e ininterrumpida en los últimos 20 años. Estas Jornadas tuvieron su colofón cuando se le dio de alta como actividad deportivo cultural a la Asociación de Amigos Colombófilos de Tazacorte con fecha 16 de julio de 2008, así mismo, cabe reseñar también el reconocimiento que hizo la revista La Voz de Gran Fondo con fecha 7 de febrero de 2009, como excelentes Jornadas de convivencia colombófila; todo esto, no hubiera sido posible, sin la aportación de todos los colaboradores y asistentes, así como, y es justo por mi parte el nombrarlos, por orden de actuación a: Francisco Antequera Amor (socio honorífico de las Jornadas), hermanos González Hernández, Tomás Montiel Luis y Oliver Martín González (colaborador fundamental e imprescindible que le dio un arreón de calidad y entusiasmo a la Asociación Amigos Colombófilos de Tazacorte, al que yo catalogo como una persona especial e íntegra, que supo disimular mis defectos y engrandecer mis virtudes, eso sólo lo hacen los amigos y “los buenos entrenadores”, estaré eternamente agradecido). De igual manera es justo nombrar a las instituciones como fueron el Ayuntamiento de la Villa y Puerto de Tazacorte y a su concejal de deportes José Antonio Martín Castillo, así como al Cabildo Insular de La Palma y sus consejeros Josefina Rodríguez y Adolfo Pérez, así mismo, quiero destacar la labor como gestor y como enlace con las instituciones de Carlos Acosta Cabrera. Estas personas e instituciones se acercaron a las Jornadas para sumar, enriquecerlas y mejorarlas. Sugiero a la revista Gran Fondo y al entrevistador un monográfico sobre las Jornadas Colombófilas San Miguel, donde plasmar veinte años de vivencias, recuerdos y anécdotas.

 

14.- Esta campaña la ha realizado en el Club Colombófilo Ciudad de El Paso, después de muchos años compitiendo en tu club de siempre el Club Colombófilo Valle de Aridane, ¿cómo ha sido la experiencia y que destacarías de un club con respecto al otro?

 

La verdad es que tengo grandes amigos en ambos clubs, de mi paso por el Club Colombófilo Valle Aridane no tengo sino buenos recuerdos, pasé unos años estupendos, pero en las últimas campañas observé un estado de crispación que no va con mi forma de ver la Colombofilia (es mi problema), para mí las palomas no son una proyección de mi vida, sino un hobby, que me sirve de relax y terapia, nunca antepongo las palomas a la amistad, al respeto y a la educación deportiva. Como ese era mi parecer, opté por registrarme como socio en el club colombófilo Ciudad de El Paso. He disfrutado de las palomas y de excelentes amigos, que tienen una filosofía colombófila más parecida a la mía. Estoy orgulloso del Club, de mis compañeros y de su junta directiva; por cierto, este año fue reconocido como Club ejemplar a nivel regional por la revista la Voz de Gran Fondo.

 

15. ¿Qué opinas acerca de la campaña recién finalizada?

 

Creo que ha sido una campaña a nivel general, atípica, dura, exigente y con muchas pérdidas. En mi opinión estamos exigiendo a las palomas más de lo que le estamos dando y eso no es justo. Debemos replantearnos la situación y darles chance a las palomas, a que regresen. Extrapolando a otros deportes, los surfistas si no hay olas no practican, los parapentistas si no tienen buenas condiciones de viento no vuelan, los pescadores con mal tiempo no salen a pescar, etc., etc., etc. Deberíamos tomar ejemplo. Si las condiciones para nuestras palomas no son las idóneas, pues, no volamos… ¡es tan difícil!

    
A nivel particular, creo que hicimos una gran campaña de Adultas: Campeones de Fondo, Campeones de Designados, Subcampeones de Series y Subcampeones General de Adultas, también logramos ser campeones del Derby Pirata en su edición 2011, conjuntamente con el compañero Pablo Enrique Hernández. En la campaña de pichones, al tener muchas pérdidas en el Paralelo, decidimos volarlos fuera de concurso, renunciando, de igual manera al Social.

 

16.- ¿Cómo sería para ti la campaña ideal?

 

En mi modesta opinión la campaña ideal constaría de una campaña de pichones corta, de pocas sueltas, dándoles opción a los palomares pequeños y a los que empiezan a disputarle el campeonato a los palomares consagrados. Esto nos serviría, a su vez, para hacer un palomar de adultas en condiciones y competir de una forma más pareja y equitativa en los fondos, que para mí, es lo que da prestigio a un palomar y a un club. También propondría retrasar la campaña por lo menos un mes, que los fondos coincidieran con el mes de julio cuando el alisio es más constante y beneficioso para nuestras palomas.

 

17.- ¿Cómo se vive el haber conseguido el prestigioso campeonato de fondo?

 

La verdad que con alegría, nunca habíamos ganado un campeonato de fondo, más bien competíamos en velocidad y medio fondo. Es un gran orgullo para nosotros, pero nuestra mayor ilusión, es poder compartirlo con los amigos, sin esto, no tendría sentido.

 

Hemos estado trabajando estos dos últimos años por acercarnos a fondistas consagrados como Valentín Díaz, Jorge Orlando Hernández y Alberto Taño, pero sinceramente no esperábamos que fuera tan rápida nuestra mejora, también tengo que reconocer que todavía a pesar de ser campeones de fondo, estamos un puntito por debajo de ellos.

 

18.- Eres una persona muy cultivada en todos los sentidos, ¿qué consejo darías a alguien que empieza en este deporte?

 

No soy muy amante de dar consejos, pero sí de comentar y opinar si algún amigo me pregunta. Al que empieza le diría que antes de rodearse de buenas palomas, se rodee de buena gente, honesta, positiva y coherente; “estos tienen buenas palomas”.

 

19.- ¿Cuáles crees que han sido las causas de que hayas mejorado tanto en tus resultados colombófilos?

 

 En primer lugar,  la ayuda y el entusiasmo que aporta Miguel Guerra, ¡es un tornillo! En segundo lugar,  la mejora de nuestras instalaciones, no más grandes, pero sí más cómodas y confortables. En tercer lugar, darnos cuenta que el prestigio de un palomar se consigue en los fondos, renunciando, si lo consideramos oportuno a competir con los pichones y por ende en el social. Es prioritario para nosotros hacer adultas y competir en la campaña de adultas, los pichones son la base, la cantera. El plan de viaje actual de pichones lo consideramos excesivo (once sueltas). Otra de las causas fue la incorporación de palomas con linajes de fondo, es el caso de los Brugemann de Juan Carlos Herrera, que ocupan el 80% de nuestra reproducción. Incorporamos también una pareja del gran campeón Jorge Orlando Hernández, así como un cruce Ledesma x Carmelo Martín (q.e.p.d.) unido a algunas palomas Muller x William Lorenzo (Oliver, Paco Trinidad, Higinio Gómez, etc.)

 

20.- Amigo mío, ¿desearías añadir alguna otra cosa?

 

Me gustaría ante todo comentar la gran ilusión que hizo al palomar La Masía la obtención del premio Armando Jorge Leal al palomar más deportivo en la temporada 2010 en el Club Colombófilo Ciudad de El Paso, quiero agradecérselo a todos mis compañeros.

 

La Colombofilia es el arte de la cría, preparación y viaje de palomas, buscamos las mejores palomas, las mejores instalaciones, el mejor atendimiento, los mejores productos… y al viajarlas nos olvidamos de todo el sacrificio, de las horas que hemos trabajado en el palomar; y las mandamos, muchas veces, a misiones imposibles, ¿no les parece una contradicción?.

 

También quería comentar y darles a conocer, la importancia que para nuestro palomar tienen los amigos; esos con los que comentas los fracasos, celebras los éxitos; eso es lo bonito de la colombofilia, el compartirla. El ganar, sí señor, para eso competimos, pero ganar sin poderlo compartir… no tiene sentido, por lo menos para nosotros.

 

La vehemencia y la capacidad de trabajo de Oliver Martín, los razonamientos de Hilario y Pablo, la búsqueda siempre de lo mejor de Higinio Gómez, los análisis siempre razonados de Adelto el manchero, los despistes de Fran el inglés, las bromas de Pablo Rodríguez, el espíritu de ganador nato de Miguel Guerra y la ilusión de Meme el pirata con su derby, etc., etc. Esto es lo que nos hace sentir y amar este bello deporte… tener buen talante, ser deportivo, asumir los fracasos, no excederse en los triunfos, felicitar y reconocer al campeón… lo que no entendemos es la celebración de los palos o fracasos de los demás, repartiendo cizaña y rencor; así, nunca se llegará a nada, ni se tendrá el respeto de los compañeros. La colombofilia es un deporte de caballeros.

 

Que sepan mis amigos que tenemos que celebrar:

-   Campeonato de fondo

-   Campeonato de designados

-   Subcampeonato de series

-   Subcampeonato general adultas

-   Campeón, ex aequo, con Pablo Hernández del Derby Pirata 2011.

 

¡Todo no puede ser el mismo día, se nos va a hacer tarde!  

Team José Cabrera – Miguel Guerra .